Contacto
Inscripción
Publicidad
 
 
Inicio
Actualidad
¿Qué es un CPHS?
Lista de CPHS
Experiencias de CPHS
Notas CPHS
Disposiciones Legales
Preguntas
Comentarios
Sitios de Interés
Productos y Servicios
Eventos y Cursos
Consejos Prácticos
Salud Ocupacional
Prevención de Riesgos
Emergencias
Seguridad Víal
Entrevistas
Videos
Descargas
Opinión  
Prevención de Riesgos
Inicio
 
Factores Psicosociales, ¿hacia dónde vamos?
Los Factores psicosociales son definidos por la Organización Internacional del trabajo como las interacciones entre el trabajo, el medio ambiente, la satisfacción laboral, las condiciones de organización y las capacidades del trabajador, sus necesidades y su cultura, así como las consideraciones personales fuera del trabajo, las cuales a través de percepciones y experiencias podrían influir en la salud, el rendimiento y la satisfacción en el trabajo (Informe del Comité Mixto OIT/OMS de Medicina del Trabajo; Ginebra, 18-24 de septiembre de 1984).

Sin embargo, desde principios del siglo XX, y con la denominada administración científica del trabajo, los profesionales de la Salud ya investigaban los factores humanos que influían en el mantenimiento de la salud de los trabajadores en la industria, los científicos se sentían inquietos ante ciertos parámetros psicológicos de carácter laboral; podemos decir que los factores psicosociales nos han acompañado desde los inicios de la evolución socio-técnica de la actividad laboral, y no tan solo en el ámbito laboral sino en el ámbito privado.
 
Las condiciones laborales tanto en nuestro país como en el mundo han experimentado grandes cambios en las últimas décadas, trayendo mayores exigencias para los trabajadores y menor capacidad de control sobre sus tareas, lo que ha sido identificado como fuentes de estrés laboral y asociado al desarrollo de diversas patologías (cardiovasculares, mentales, osteomusculares, etc.), generando muchas veces un aumento en el ausentismo laboral; es por esta razón que a principios del siglo XXI la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO), comienza a estudiar y a considerar la importancia en evaluar los factores psicosociales en el trabajo, tomando como referencia la metodología “Copenhagen Psychosocial Questionnaire” (COPSOQ) del Instituto Nacional de Seguridad y Salud Laboral de Dinamarca, creado por Kristensen TS, Hannerz H, Høgh  A. y Borg; metodología  que sería traducida, validada y estandarizada, por el Instituto de Seguridad Trabajo Ambiente y Salud (ISTAS) en España, denominándolo cuestionario ISTAS 21. (por las 21 sub-dimensiones de riesgo psicosocial a evaluar).
 
Posteriormente, la Superintendencia de Seguridad Social decide validar nacionalmente (a nivel semántico, de contenido y constructo), la versión en español del ISTAS 21, lo anterior con la colaboración de la Dirección del Trabajo, el Instituto de Salud Pública de Chile y la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile.

Luego con fecha 12 de Junio de 2013, mediante Resolución Exenta N° 336, el  Ministerio de Salud aprueba el Protocolo de vigilancia de riesgos psicosociales en el trabajo, con el objetivo de supervigilar y fiscalizar las condiciones sanitarias y ambientales básicas de los lugares de trabajo, con el fin de proteger la vida y la salud de los trabajadores que en ellos se desempeñan; y con fecha 17 de Julio de 2013, según N° B33/2307, se determina que la fiscalización se realizará inicialmente en tres de las actividades económicas que la evidencia ha demostrado tienen mayor grado de exposición a este tipo de riesgos, las cuales son: transporte, comercio e Intermediación Financiera; el periodo de fiscalización comenzó el 1° de septiembre del 2013 en estos tres rubros, para finalizar el 1° de septiembre del 2015 donde se incorporarán la totalidad de los rubros restantes.



 
En la actualidad la totalidad de las empresas tanto públicas como privadas de nuestro país, tienen la “obligación” de evaluar los factores psicosociales, dando cumplimiento a lo exigido por la normativa vigente; sin embargo, considero que no podemos quedarnos tan solo con esta evaluación y sus resultados;  es importante que los representantes legales, gerentes y estamentos directivos, permitan que, además de facilitar las evaluaciones exigidas por la normativa, puedan considerar la necesidad de generar un cambio cultural bajo una política preventiva en sus respectivas empresas, considerando presupuestos para el desarrollo de acciones de mitigación coherentes a las dimensiones identificadas de mayor riesgo, así como también contemplar la formación de equipos de trabajo con personal idóneo, capacitando tanto a sus trabajadores como a los responsables (departamentos de prevención y salud ocupacional) en estas materias; finalmente no tomar esta evaluación como una “obligación a cumplir”, sino que también puedan considerar su aplicación en evaluaciones focalizadas al interior de sus organizaciones (ej.: evaluación de cargos críticos).

Finalmente, y para el sector médico y científico tradicional, sería importante considerar evaluar la posibilidad de crear una nueva metodología basada en nuestra propia historia, cultura e identidad, considerando otros problemas emergentes tales como el fenómeno migratorio entre otros.

Claramente el abordaje de los factores psicosociales debe ser considerado un desafío importante en constante revisión y actualización; no podemos ser indiferentes, más aún cuando nos encontramos expuestos a permanentes cambios organizacionales y a una evolución de los sistemas laborales actuales, lo que exige un compromiso de todos los trabajadores y en todos los niveles jerárquicos.

Francisco Javier Urra Riveros,
Docente Escuela de Construcción
DUOC UC sede San Joaquín
 
 
Inicio
Contacto
Inscripción
Publicidad
Paritarios.cl \\\ El Portal de la Seguridad, la Prevención y la Salud Ocupacional de Chile
E-mail comerciales y contratación de publicidad: paritarios@paritarios.cl