Contacto
Inscripción
Publicidad
 
 
Inicio
Actualidad
¿Qué es un CPHS?
Lista de CPHS
Experiencias de CPHS
Notas CPHS
Disposiciones Legales
Preguntas
Comentarios
Sitios de Interés
Productos y Servicios
Eventos y Cursos
Consejos Prácticos
Salud Ocupacional
Prevención de Riesgos
Emergencias
Seguridad Víal
Entrevistas
Videos
Descargas
Entrevista  
Entrevistas
Inicio
 
La prevención "Contractual" del Riesgo

Visión de La Prevención "Contractual" del Riesgo.
 

Existe un "enfoque olvidado", dentro de las posibles aproximaciones al tema de la prevención de riesgos, que consiste en la redacción de cláusulas contractuales que establezcan obligaciones sobre seguridad y regulen las consecuencias de la ocurrencia de accidentes.

Esta práctica, por ser aparentemente compleja se omite, sin embargo existen fórmulas o remedios simplificados que pueden ser de mucha ayuda y a los cuales nos referimos a continuación.

La prevención de riesgos tradicional. Habitualmente la prevención busca evitar materialmente la ocurrencia de un accidente, colocando el acento en la señalética, procedimientos seguros de trabajo, capacitación u otros similares.

Sin embargo lo anterior no garantiza la regulación de los efectos de un accidente, en el evento de que igualmente se produzca.

Las relaciones contractuales que pueden generar riesgos.

Toda institución o empresa, contrata de manera habitual o esporádica a terceros especializados, con diversos objetivos, para que le presten servicios, los cuales podríamos agrupar en tres grandes campos:

a) Prestación de servicios habituales Propios del funcionamiento ordinario de una empresa, tales como arriendo de equipos (fotocopiadoras), servicios básicos (telefonía), limpieza, etc.

b) Prestación de servicios extraordinarios Por ejemplo la ampliación de una planta, construcción de un edificio, renovación de instalación eléctrica, etc; y

c) Tercerización de parte del servicio de la empresa a sus clientes Por ej. contratistas de transporte para distribución, maquila estacional, etc La informalidad y velocidad de nuestros tiempos. En la era de la tecnología, un correo electrónico y un llamado telefónico confirman un contrato, cotizan un servicio o adquieren un bien Sin embargo, de ocurrir un accidente, tales relaciones contractuales, tienen por todo respaldo una simple factura, orden de trabajo, o cotización de servicios.

Con ello se asume el riesgo Implícito, en el evento de que ocurra un accidente, de sus efectos, tanto en términos de patrimonio, responsabilidad penal e Imagen pública, entre otros.

La receta - La Prevención contractual.


Basta con una mínima planificación y un poco de orden en la mecánica de trabajo, para evitar o regular estas consecuencias, sin por ello transformar todo el esquema de contratación de una empresa en un trámite burocrático y engorroso.

Es suficiente con establecer reglas mínimas de contratación, aplicables a las operaciones "normales", y sólo para aquellos contratos complejos o cuantiosos, disponer una contratación más sofisticada.

En otras palabras, no es necesario firmar un contrato ante notario para cada operación, sino que existen métodos más simples, pero Igualmente efectivos, para lograr el objetivo.

A continuación y como mero ejemplo, nos permitimos clasificar, de mayor a menor, diferentes situaciones de riesgo y distintas posibles soluciones.

 
TIPO DE CONTATO
RIESGO
SOLUCION
Contrato de construcción
Accidentes personales,
derrumbes, otros
Cláusulas expresas de
seguridad, asumir
riesgos, seguros.
Contratista habitual de
transporte, trabaja solo
para la empresa.
Terceros lo identifican
parte de la empresa
Sus trabajadores podrían
demandar al mandante.
Contrato Complejo que
regule obligaciones de
seguridad, tipo de
servicios, independencia.
Contratista riesgoso, tal
como soldadura o,
electricidad.
Incendio.
Accidentes personales.
Contrato que lo
identifique como experto
Garantizar seguridad del
oficio que él conoce
mejor que nadie.
Contratistas habituales
o generales.
Accidentes de todo tipo.
Reglas de contratación,
en reglamento de
higiene y seguridad.
Actas de aceptación, de
condiciones, etc.
Clientes que gozan el
servicio o acceden a
las instalaciones.
Accidentes de todo tipo.
Condiciones generales
de contratación citadas
en las boletas de
servicios o publicadas
en las oficinas.
 
La propuesta concreta

El enfoque planteado es sencillo, y su Implementación puede pasar por la aplicación de una o más de las propuestas anteriores, pero en todo caso teniendo en mente dos objetivos básicos.

1. Que el prestador y/o el cliente se HAGA CONTRACTUALMENTE RESPONSABLE, de las obligaciones de seguridad que debe respetar Existe una gran diferencia en el comportamiento de las personas cuando la norma existente se transforma en conocida y obligatoria.

2. Seguidamente y si Igualmente se produce un accidente, al haber creado obligaciones expresas de seguridad, también se han REGULADO LOS EFECTOS, de ese accidente (civil, penal, etc.)

Como hemos visto, existen distintas necesidades y diferentes fórmulas de solución, ninguna Infalible, pero que nos acercan a transformar el deber genérico de seguridad en una obligación concreta, mejorando nuestra convivencia y ayudando a reducir la posibilidad de accidentes.

En materia contractual, prevenir es también una regla, que puede ser llevada a la práctica más fácilmente de lo que podría pensarse.


Abogado Especialista en el tema
 
 
Inicio
Contacto
Inscripción
Publicidad
Paritarios.cl \\\ El Portal de la Seguridad, la Prevención y la Salud Ocupacional de Chile
E-mail comerciales y contratación de publicidad: paritarios@paritarios.cl