Contacto
Inscripción
Publicidad
 
 
Inicio
Eventos y Cursos
Actualidad
¿Qué es un CPHS?
Lista de CPHS
Experiencias de CPHS
Notas CPHS
Disposiciones Legales
Preguntas
Sitios de Interés
Guía de Proveedores
Consejos Prácticos
Ergonomía
Salud Ocupacional
Prevención de Riesgos
Emergencias
Seguridad Vial
Entrevistas
Videos
Descargas
Emergencias y Desastres Naturales  
Emergencias
Inicio
 
Inicio de una cultura nacional de prevención
 

Tomar todas las medidas necesarias para salvaguardar la seguridad de los alumnos en todos los establecimientos educacionales es muy importante, pero, hacer extensivas estas medidas al hogar de cada alumno, también lo es. Con eso, se lograra entre otras cosas, enfrentar como familia, los traumas adicionales producidos por la gran catástrofe que hemos debido afrontar.

Sin embargo, este es un trabajo, largo y cuidadoso, que ojalá cada colegio lo implemente como una medida permanente, sugiriéndose incorporar como actividad extra programática la prevención y seguridad ante emergencias especialmente las provocadas por los terremotos e incendios, difundirla entre todo el alumnado y hacerla extensiva a sus hogares. 

 

Como sugerencias reactivas inmediatas para el control de replicas, los profesionales de Hanseatic Chile recomiendan lo siguiente:

DURANTE LOS SIMULACROS DE TERREMOTO E INCENDIOS

  • Todos los simulacros deben ser comunicados en forma previa a los alumnos, docentes, personal paradocente, etc., de tal manera, que cuando se activen las alarmas, se actúe con el máximo de rapidez y seriedad en la evacuación.
  • Se sugiere incorporar como actividad extra programática la prevención y seguridad ante emergencias especialmente las provocadas por los terremotos e incendios, difundirla entre todo el alumnado y hacerla extensiva a sus hogares. 
  • La evacuación debe realizarse en silencio. Se debe recalcar su importancia ya que la misma situación de emergencia y los gritos de profesores y alumnos solo agravan la situación provocando un pánico innecesario y una probable histeria colectiva.
  • El abandono de las dependencias debe realizarse de manera rápida pero sin permitir que los alumnos corran.
  • Todo plan de emergencia debe considerar a lo menos 2 vías de evacuación para permitir a los profesores tomar la determinación de elegir a que revista menos peligro.
  • Se deben delimitar las vías de evacuación en pasillos y escalas mediante el trazado de una franja de color que permita un desplazamiento ordenado y efectivo.
  • La delimitación de vías de evacuación deben respetarse para salvaguardar los alumnos de menor edad.
  • Se deben asignar funciones previas y especificas a todo el personal que trabaja en el establecimiento educacional y los posibles reemplazos para aquellas labores de vital importancia con la finalidad de actuar coordinadamente en caso de emergencias: labores tales como:
 

-  Abrir, cubrir y mantener las  vías de escape expeditas sin permitir el reingreso de alumnos al establecimiento o el ingreso de Padres.

- Corte de energía eléctrica y gas.

- Revisión de las diferentes dependencias, especialmente los baños.

 
  • Las zonas delimitadas como zonas de seguridad deben permanecer siempre expeditas.
  • Cada profesor debe chequear a sus alumnos, en las zonas de seguridad, para informar y  dirigir  el rescate de los faltantes. No todos los seres humanos reaccionan de la misma manera cuando se ven enfrentados a un peligro o emergencia. Muchos reaccionan de manera menos adaptativa, inhiben sus niveles de ejecución, se paralizan y pierden objetividad: refugiándose en los lugares que el momento les indica como seguros.
  • Se debe trasladar al alumnado a los sectores establecidos para la entrega de los alumnos a sus padres, ya que ante un probable incendio, por ejemplo, el personal de bomberos y carabineros ocuparán gran parte de los accesos y costados del colegio con sus carros bombas y policiales, poniendo en riesgo a quienes se encuentren ubicados en esas zonas.
  • Se debe individualizar a la totalidad del personal que labora en el colegio: incluyendo a profesores, personal administrativo y auxiliar.
  • El simulacro debe definir la situación a la que se enfrenta. En lo posible establecer distintos tipos de alarma.
  • Definir cuando y bajo qué circunstancias se dará la alarma.
  • Después de cada simulacro debe efectuarse lo más cerca al día en que se haya realizado una evaluación del mismo, intercambiando opiniones y experiencias en lo referido a la evacuación y comportamiento de los alumnos.
  • Se debe informar a los alumnos de la evaluación realizada de los simulacros a objeto de corregir las fallas, ahondar en las medidas de seguridad y/o felicitar a los alumnos y personal.
  • Se debe actualizar el plan de emergencia establecido, indicando cada año, si se modificare la nueva planta del establecimiento.
  • El decreto supremo Nº 594 del ministerio de salud señala que todo el personal que trabaja en un establecimiento debe saber cómo se maneja un extintor de incendios y los elementos de combate contra el fuego de que se disponga.
  • Todos los siniestros especialmente los provocados por el fuego tienen un comportamiento diferente. El humo y gases emanados de una combustión incompleta, son más livianos que el aire y por lo tanto ascienden rápidamente, inundando todas las dependencias cuando no tienen por donde escapar. Por ello, si el siniestro se inicia en las dependencias del primer piso, en pocos segundos la parte superior estará inundada de estos humos y gases, imposibilitando una respiración normal y dificultando la visibilidad. Se requiere entonces preocuparse doblemente por las salas ubicadas en el piso superior.
  • Todo simulacro debe acercarse a la realidad de una emergencia, por lo que se sugiere capacitar a los alumnos y prepararlos por medio de la práctica reiterada creando situaciones extremas como en caso de incendio, con la inundación de humo de determinadas dependencias, pasillos o vías de escape

Para lo anterior se confeccionarán y adosarán carteles con la palabra “humo” en forma destacada, enseñando como enfrentar dicha situación.

También se debe simular el corte de energía eléctrica y gas.

INSTRUCCIONES PARA LOS PADRES Y/O APODERADOS DE EDUCACION BASICA

 

Se sugiere en reunión de Padres y/o apoderados se deberá dar a conocer las siguientes reglas para el retiro de alumnos cuando se produzca una situación de emergencia.

Los alumnos permanecerán al interior de cada establecimiento o en el lugar habilitado  como zona segura hasta que la autoridad máxima de cada establecimiento educacional determine la entrega a cada apoderado registrado como tal en el colegio.

No se permitirá la salida de alumnos sin su respectivo apoderado.

Los Padres que determinen previamente la imposibilidad del retiro de su pupilo, deberán manifestar con anterioridad su voluntad para que el alumno sea retirado por algún adulto autorizado. Esta autorización deberá permanecer actualizada en poder de la profesora jefe y/o Inspectoría General.

No se permitirá el ingreso de Padres y/o apoderados al interior del Establecimiento Educacional.

Se debe recalcar la importancia de que los alumnos estarán siempre mejor resguardados y protegidos al interior de cada establecimiento que deambulando por las cercanías.

 

Un aporte de Hanseatic Chile Ltda

 
Nedstat Basic - Free web site statistics
 
Inicio
Contacto
Inscripción
Publicidad
Paritarios.cl \\\ El Portal de la Seguridad, la Prevención y la Salud Ocupacional de Chile
Santa Magdalena 10 of. 44 - Providencia - Santiago - Chile / Fonos: (2) 3353656 - 3353583 / e-mail: paritarios@paritarios.cl