Síguenos en:
Contacto
Inscripción
Publicidad
 
 
Inicio
Eventos y Cursos
Actualidad
¿Qué es un CPHS?
Lista de CPHS
Experiencias de CPHS
Notas CPHS
Disposiciones Legales
Preguntas
Sitios de Interés
Guía de Proveedores
Consejos Prácticos
Ergonomía
Salud Ocupacional
Prevención de Riesgos
Emergencias
Seguridad Vial
Entrevistas
Videos
Descargas
Consejos Prácticos  
Consejos
Inicio
 
Uso Seguro de Cilindro
   
Los cilindros que contienen distintos gases combustibles, deben almacenarse separadas entre sí, sobre todo las de oxígeno. Tampoco deben almacenarse cilindros llenas junto a las vacías. Deben estar sujetos a bastidores o carros, a resguardo de contactos eléctricos, separadas de las fuentes de calor y protegidas de los rayos del sol.

Antes de transportar cualquier cilindro, lleno o vacío, hay que asegurarse de que el grifo esté cerrado y la caperuza de protección colocada.
 
Para el manejo y transporte de los cilindros, se utilizarán tamos o soportes adecuados para tal fin. los cilindros se manejarán con cuidado y sin golpearlos. No se levantará ningún cilindro, lleno o vacío, asiéndola por el grifo.

Si los cilindros se manejan con grúas o polipastos, se utilizará una caja o contenedor para evitar que puedan caerse. No se utilizarán electroimanes para elevar cilindros Un cilindro jamás debe contener otro gas que no sea aquél para el que ha sido fabricada. Hay que cerrarlos siempre después de usarla e incluso cuando se considera que ha quedado vacío, ya que siempre queda algo de gas que contenía.
   
los cilindros en servicio deben mantenerse en posición vertical en su soporte o carro, o atadas para que no se caigan. Para que, en caso de fugas, no se mezcle el oxígeno con el acetileno, los grifos se situaran paralelos, o mejor aún, con sus bocas de salida apuntando en direcciones opuestas.

Los cilindros de acetileno llenos, deberán mantenerse necesariamente en posición vertical, al menos 12 horas antes de ser utilizadas. Cuando sea necesario tumbarlos, se cuidará de que el grifo quede con el orificio de salida hacia arriba, y nunca a menos de 50 cms del suelo.

Los cilindros en servicio han de estar siempre a la vista. No debe colocarse nada sobre ellos, ni aún estando vacíos.
 
La distancia del lugar de trabajo a los cilindros no debería ser menor de diez metros. Esta distancia puede reducirse a cinco metros si se cuenta con protecciones contra la radiación de calor o cuando se trabaja en el exterior.

Antes de empezar un cilindro, debe comprobarse que el manómetro marca "cero" con el grifo cerrado.

No consumir los cilindros por completo (peligro de entrada de aire). Debe conservarse siempre una ligera sobre presión en el interior de los cilindros.
   
Antes de colocar el manorreductor, debe purgarse el grifo de la botella de oxígeno, abriendo un cuarto de vuelta y cerrándolo a la mayor brevedad.

El manorreductor debe colocarse con el grifo de expansión totalmente abierto.

El grifo del cilindro debe abrirse lentamente; si se abriera de golpe, el reductor de presión podría quemarse. Después de colocar el manorreductor, se comprobará que no existen fugas. Para esto puede utilizarse agua jabonosa, pero nunca una llama.
   
Los grifos de las botellas deben cerrarse, tanto después de cada sesión de trabajo, como una vez consumido su contenido. Después de cerrar el grifo de la botella, se descargará siempre el manorreductor, las mangueras y el soplete.

La llave de cierre debe estar sujeta a cada cilindro en servicio, para cerrarla en caso de incendio. Lo mejor es atarla al manorreductor.

Nunca debe forzarse el grifo de un cilindro cuando se atasque. Lo que hay que hacer es devolverla. Las averías en los grifos de los cilindros debe arreglarlas el suministrador. No desmontar jamás los grifos. No sustituir jamás las juntas de fibra por otras de goma o de cuero.
 
Fuente: APA
 
 
 
Inicio
Contacto
Inscripción
Publicidad
Paritarios.cl \\\ El Portal de la Seguridad, la Prevención y la Salud Ocupacional de Chile
E-mail comerciales y contratación de publicidad: paritarios@paritarios.cl
Free counter and web stats