Síguenos en:
Contacto
Inscripción
Publicidad
 
 
Inicio
Eventos y Cursos
Actualidad
¿Qué es un CPHS?
Lista de CPHS
Experiencias de CPHS
Notas CPHS
Disposiciones Legales
Preguntas
Sitios de Interés
Guía de Proveedores
Consejos Prácticos
Ergonomía
Salud Ocupacional
Prevención de Riesgos
Emergencias
Seguridad Vial
Entrevistas
Videos
Descargas
Consejos Prácticos  
Consejos
Inicio
 
Cables Eléctricos de Prolongación
 
Debe evitarse su uso siempre que sea posible, ya que un cable prolongador incorrectamente utilizado pude hacer mucho daño. También es cierto, sin embargo, que su uso se hace imprescindible en multitud de ocasiones por lo que, llegado el caso, se observarán ciertas normas que garanticen la seguridad.

Así por ejemplo, las clavijas de enchufe de los cables alargadores tendrán el mismo número de patillas que el aparato que se va a conectar. Teniendo en cuenta que no hay cable eléctrico que resista durante mucho tiempo el mal trato, es fundamental manejarlos con cuidado, evitar pisarlos o que descansen sobre aristas vivas. No se anudarán, doblarán, ni dejarán que se apoyen sobre lugares o piezas calientes, ya que podría deteriorase el aislamiento y dar lugar, bien a un choque eléctrico, bien a un incendio. Existen cables resistentes al agua, calor, disolventes y otros productos químicos pero, como norma general, no se utilizarán cables alargadores en locales con ambiente húmedo o en lugares donde exista riesgo evidente de deterioro como consecuencia de quemaduras, o por contacto con los productos corrosivos.
 

Ni qué decir tiene, que jamás se utilizarán los cables alargadores en lugares con ambientes explosivos o inflamables.

El usuario es quien mejor puede evitar los accidentes producidos por los cables prolongadores. Para ello, además de las recomendaciones anteriores, se deberán tener en cuenta las siguientes:

  • Examinar regularmente el cable para comprobar su estado, sobre todo antes de comenzar su trabajo. Si está gastado o dañado, se pedirá uno nuevo, sin intentar arreglarlo.
  • No tirar de los cables de las máquinas para moverlas y mucho menos de los cables prolongadores. - Manejar el cable eléctrico de prolongación con cuidado, evitando tirones, aplastamientos, rozaduras, cortes, quemaduras, corrosiones, etc.
  • Manejar el cable eléctrico de prolongación con cuidado, evitando tirones, aplastamientos, rozaduras, cortes, corrosiones, etc.
  • No debe extenderse sobre una zona de paso donde las personas puedan pisarlo o tropezar con él, o los vehículos puedan deteriorarlo. Si es inevitable extender el cable por una zona de paso, debe protegerse con carcasas suficientemente resistentes.
  • Para guardarlo, se enrollará en su bobina. Si el cable no tuviera bobina se enrollará realizando círculos relativamente grandes, deshaciendo los lazos o cocas que hayan podido formarse.
Fuente: APA
 
 
 
Inicio
Contacto
Inscripción
Publicidad
Paritarios.cl \\\ El Portal de la Seguridad, la Prevención y la Salud Ocupacional de Chile
E-mail comerciales y contratación de publicidad: paritarios@paritarios.cl
Free counter and web stats